El viernes 27 de mayo el dúo A dos voces, integrado por Marina Gubbay y Deborah Kalmar, presentó el libro “El arte de las consignas” en el Hall de Casa de las Culturas. Gubbay lo calificó como “un libro del lenguaje de la experiencia”.el arte de las consignas (11)

Marina Gubbay y Deborah Kalmar pertenecen a la primera Escuela Argentina de Expresión Corporal, creada por Patricia Stokoe. Han formado parte del equipo docente de su estudio, como así también del profesorado para la formación de docentes en expresión corporal. En esta presentación hablaron sobre el “afán de tener la voz propia, el propio tono para bailar”.

Además el dúo planteó diversas formas de planificar las clases y sus ciclos; uno de esos es el diseño metafórico, planteado por Kalmar, que propone inspirarse en la naturaleza. Ella estuvo a cargo del dibujo de tapa de libro, al que Gubbay calificó como “un libro del lenguaje de la experiencia”.

Antes de la presentación de “El arte de las consignas”, por la tarde, el dúo dictó un taller para docentes de expresión corporal titulado El Peso del Espacio: La Balsa, que focalizó en el trabajo sobre la distribución del peso y el sentido de equilibrio en el cuerpo, el espacio y  el grupo, en el ISPEA Danza & Teatro.

A medida que Gubbay y Kalmar hicieron referencia a otros maestros y sus influencias también dejaron en claro sus coincidencias y desacuerdos en la disciplina que presentaron. “La consigna es un puente, una manera de llegar al otro. Es un despertar con la palabra”, precisó Gubbay, y contó sobre el proceso del libro: “Cuando lo terminamos lo echamos a rodar, para que cada uno haga con eso lo que desee. No es un manual de textos, queremos que sea una inspiración para las clases que cada uno de nosotros dé”.

Para terminar, el dúo decidió expresar una idea, de la que no pudieron precisar su origen: “El arte es esa posibilidad de demorarnos con amor; eso es lo que buscamos a través de esta disciplina”.