Esta mañana, integrantes de la Red de Salud Popular “Dr. Ramón Carrillo” presentaron en Casa de las Culturas la muestra fotográfica “El costo humanos de los agrotóxicos”, del periodista Pablo Piovano. Los retratos muestran a los habitantes de pueblos fumigados de esta región, que sufren problemas de salud a causa del glifosato.

En la presentación estuvieron Alejandra Gómez, Analía Otaño y María Angélica Kees de la Red de Salud Popular “Dr. Ramón Carrillo”, junto a Catalina Cendra del Lote 15, Lelia López de Pampa del Indio, y Laura Mazzitelli de La leonesa, denunciantes y víctimas de los agrotóxicos.

“El costo humano de los agrotóxicos” es un ensayo fotográfico que estará exhibido hasta el 21 de abril en el Hall de Casa de las Culturas (Mitre y Marcelo T. de Alvear). 36 fotos componen esta muestra impulsada por los integrantes de la Red de Salud, con el propósito de concientizar sobre los daños del glifosato y prevenir las consecuencias. Pablo Piovano recorrió las poblaciones del nordeste por dos años, con el fin de reflejar las situaciones que padecen las personas que viven cerca de campos fumigados.

Voces en contra del glifosato

La médica pediatra y mujer destacada del 2016, Analía Otaño, reclamó decisiones políticas para revertir estos problemas. “Lo más triste es que los agrotóxicos afectan a poblaciones precarias, producen leucemia, tumores y malformaciones”, aseveró Otaño.

“Es un honor tener esta muestra de imágenes impactantes aquí, porque como sociedad tenemos derecho a discutir este modelo”, expresó por su parte la ingeniera agrónoma María Angélica Kees, elegida como mujer destacada de este año por su trabajo en defensa de agricultores familiares  y mujeres y niños rurales.

Una de las mujeres que sufren las consecuencias de las fumigaciones es Laura Mazzitelli, de La Leonesa, con uno de sus hijos enfermo a causa de la contaminación. “Se violaron leyes y hubo muertes por este modelo perverso”, dijo Mazzitelli. Con una imagen la mujer contó el desconocimiento que existe sobre el peligro de los agrotóxicos: “Le mostrábamos a nuestros hijos el avioncito que pasaba por nuestras casas mientras respirábamos veneno”.