Hoy, 27 de agosto, se celebra el Día de la Danza Chaqueña, histórica fecha que se instauró por ley provincial en homenaje al maestro y coreógrafo Néstor Bagual Fuentes en recuerdo del día de su fallecimiento. Y en ese marco, ayer, en el Auditorio de Casa de las Culturas el Ciclo Cada loco con su danza del Departamento de Danza celebró la fecha con una función especial.

cada loco con su danza (20)En el espectáculo estuvieron en escena prestigiosas academias del medio, como el Ballet Ballerina de Sonia Beneyto, el Ballet Juvenil de Verónica Turtola, ISPEA Danza y Teatro, más la participación del Ballet Contemporáneo del Chaco del Instituto de Cultura.

En el cierre participaron bailarines del Bagual. “Esta fecha tan trascendental, por su impacto en generaciones de folcloristas, quedo tallada en la piel de quienes han tenido el honor de compartir enseñanzas y escenarios con quien eligió nuestra provincia como su lugar”, expresó Marilyn Granada, directora del Departamento de Danza.

También se realizó una muestra fotográfica sobre la vida y obra del maestro Néstor Bagual Fuentes, con imágenes que registran su trayectoria como bailarín. Este material fue cedido por el Proyecto Enlazos, identidades culturales.

Néstor Bagual Fuentes nació el 11 de febrero de 1924 cerca de Tafí del Valle (Tucumán), en Ingenio Bella Vista. El cuarto hijo del matrimonio del riojano Blas Fuentes y la tucumana Ortencia Valdéz, hasta los ocho años vivió en su pueblo natal y desde esa temprana edad ya sus pies tendieron a danzar con la habilidad de los maestros.

A los 16 años ya sobresalió como bailarín de estirpe en la ciudad de Tucumán, gracias a sus innatas habilidades y a los 18 ya inició un recorrido bailando por el país como malambista y bailarín folklórico, a la vez tocaba el bombo y la caja.

Su madrina artística Azucena Maizani los hizo debutar en la calle Corrientes y bailar para Carlos Gardel. Fue en 1948, cuando integraba un cuerpo de baile rosarino, que lo bautizaron El Bagual porque sus briosos zapateos y giros se asemejaban a los de los potros salvajes.cada loco con su danza (24)

Su paso por los escenarios le permitieron compartir con destacadas figuras, como Amelita Vargas, Olinda y Sofía Bozán y Oscar Alemán. En 1950 se prendó de Resistencia, donde decidió radicarse y así iniciar una carrera de formación de bailarines locales y de importantes desempeños artísticos, trayendo los nuevos aires de proyección folklórica. Fue designado Director General de Danzas del Departamento de Espectáculos Públicos de Difusión y Enseñanza del Folclore, conformando un grupo de 16 bailarines a su cargo hasta 1955.

Regresó en 1966 para quedarse, creó la Asociación de Artes Nativas Bagual Fuentes donde se sucedieron creaciones coreográficas de originalidad y relevancia con trascendencia nacional: Danza del algodón (1960), Imperio del sol, Aurora Boreal, Sueño del hachero, Argentina danza, La danza de los pescadores, Fiesta de la aloja, Danzas para el surco y el obraje, Patria y Malambo, entre otras.

Su valor no solo se reflejaba en el saber bailar, sino también en su calidad y altura humana, que lo hizo ser respetado, amado y valorado aun hasta nuestros días. Incursionó en un estilo nuevo de folklore argentino, en el que supo mezclar el tradicional estilo de las danzas con innovaciones de proyección. Para muchos, un visionario, sembró el espíritu de la danza en cientos de chaqueños y defendió a la cultura argentina desde la pasión y el profundo conocimiento.